Valencia



Tuesday, November 3, 2009

Botella al mar

El mar es un azar
Vicente Huidobro

Pongo estos seis versos en mi botella al mar
con el secreto designio de que algún día
llegue a una playa casi desierta
y un niño la encuentre y la destape
y en lugar de versos extraiga piedritas
y socorros y alertas y caracoles.
poner por ejemplo en ella un grillo
un barco sin velamen y una espiga
sobrantes de lujuria algún milagro
y un folio rebozante de noticias

poner un verde un duelo una proclama
dos rezos y una cabála indecisa
el cable que jamás llegó a su destino
y la esperanza pródiga y cautiva

el mar es un azar
que tentación echar
una botella al mar

poner por ejemplo en ella un tango
que enumera todos los pretextos
para apiadarse a solas de un mismo
y quedarse en el borde de otro sueño

poner promesas como sobresaltos
y el poquito de sol que da el invierno
y un olvido flamante y oneroso
y el rencor que nos sigue como un perro

el mar es un azar
que tentación echar
una botella al mar

poner por ejemplo en ella un naipe
un afiche de dios el de costumbre
el tímpano banal del horizonte
el reino de los cielos y las nubes

poner recortes de un asombro inútil
un lindo vaticinio de agua dulce
una noche de rayos y centellas
y el saldo de veranos y de azules

el mar es un azar
que tentación echar
una botella al mar

pero en esa botella navegante
sólo pondré mis versos en desorden
en la espera confiada de que un día
llegue a una playa cándida y salobre

y un niño la descubra y la destape
y en lugar de estos versos halle flores
y alertas y corales y baladas
y piedritas de mar y caracoles

el mar es un azar
que tentación echar
una botella al mar.

Mario Benedetti

3 comments:

Abuela Ciber said...

Cuantas cosas hermosas despierta el mar al verlo no???

Hermoso poema has compartido, gracias.

Cariños

RAFAEL LIZARAZO said...

Hola, Chuta...

Deseos infinitos de amor y ternura despierta el mar en nuestros corazones.

Un poema hermoso,

Abrazos.

Jayja para tí... said...

Espero poder tener un día la inciativa de ponr en una botella cuánto amo y necesito a los que he querido, y quiero, por seguro, pondré regresar y pisar un día mi tierra y no moirr de nostalgia en ella, y pedir, descongelar mi alma que se hace hielo en este exilio...